Para reflexionar – Baruch Spinoza


Baruch de Spinoza. (Amsterdam, 1632 – La Haya, 1677) Filósofo neerlandés. Hijo de judíos portugueses emigrados a los Países Bajos, estudió hebreo y latín …( a partír de aquí…investiga) Este es el Dios o Naturaleza de Spinoza: Dios hubiera dicho: " Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero…

Carta a mi hijo Néstor – Adriana Pricolo


Néstor: Hola hijo te escribo esta carta porque no sé nada de vos desde la noche del miércoles 22 de Abril, lo único que escuche fue que hablaste por teléfono con un amigo te levantaste y saliste, también recuerdo que te dije que haría sopa y dijiste… ahora vuelvo guardame un poco. Néstor si ese…

Cielo/Infierno – Stephen Levin


La vida no es en sí misma un cielo ni un infierno. Esos son estados de la mente, su actitud de abrirse o de cerrarse a los acontecimientos. Así como, por naturaleza, la mano es blanda, abierta y maleable, capaz de soportar cualquier cosa que pongamos dentro de ella, la mente natural es una espaciosa…

Año.XI, Nro.142 , febrero de 2012


Contenido Experiencia – Marta Inés Morales Gaviotas al ras del suelo. El sentido del momento. Alejandra Hoyos González Luna Comentario del libro Psicología Espiritual de Elisabeth Lukas – Roberto González El sentido de la vida – María Pinar Merino Allí donde duermes – Ana María Rodríguez Todo dolor trae consigo una enseñanza – Alicia y…

Experiencia – Marta Inés Morales


Mi experiencia en renacer con motivo de cumplir 1 año de concurrencia a este grupo de ayuda mutua La Utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. ¿Entonces, para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para…

El sentido de la vida – María Pinar Merino


Cada día nos damos cuenta más claramente de que el único modo de sobrevivir es aumentar nuestra capacidad de adaptación, fomentar nuestra flexibilidad y potenciar la disposición al cambio. Y todo ello porque en los últimos años nuestra vida se ha ido haciendo más y más compleja. Nadie puede negar que el progreso nos ha…

Allí donde duermes – Ana María Rodríguez


Allí donde duermes tus sueños eternos, rodeado de verdes, pájaros , árboles, flores Ahí llego siempre con mis manos trémulas, llevando colores de fresias, lavandas y rosas, para que ellas perfumen tu espacio. Y sepas que mamá ha llegado. Me siento en el banco, y miro tu nombre, que siempre recuerda que estás descansando. Te…

Año.XII, Nro.141 , Enero de 2012


Contenido Columna de Cristian Warnken Para mi Negro – Nidia, mamá de Ariel ¿Cambiarías algo de tu vida? – Lissy Avenali Reflexiones – Oscar Barrios Poema del hijo no nacido – Julia de Burgos Si a la vida – Maricarmen Hijo – José Saramago Trascender el sufrimiento – Susana González Sobre la tristeza – Osho…