Puzzle – Lissy Avenali


Todo estaba mal,

pero valía la pena

e intenté armarme de nuevo.

Como un gran rompecabezas,

al que siempre le faltará una pieza,

comencé a reconstruirme…

Me olvidé de muchas partes,

incorporé otras,

ignoré algunas…

¡transformé tantas!.

Al final, lo armé…

Surgió una nueva imagen.

Por momentos soportable,

de a ratos peor…

hasta desconocida.

Me superaron las situaciones,

me encontré desorientada.

Desarmé lo armado y

entonces le pedí a Dios:

"Acomodá las piezas", le dije,

"porque yo no puedo".

Y para mi sorpresa,

Él las volvió a poner

en el mismo lugar

donde estaban al principio…

Me pregunto si las puso ahí

para que siga intentando…

Para que practique la paciencia,

la tolerancia y la perseverancia.

¿Cómo saber si es esto

o si me está diciendo

que todo está bien,

y que las piezas están

en el preciso lugar:

Justamente allí,

De donde nunca deberían haber salido…?

Fortaleza, no me abandones…

Debo volver a empezar

e intentar que mi puzzle

sea bonito y digno,

aunque le falte una pieza.

Cada día de mi vida armarlo,

con las piezas que tengo,

cuidarlo y protegerlo

hasta el fin de mis días.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s