Desprendimiento


Hoy practicaré el desprendimiento permitiendo que las cosas se vayan. No soy yo quien tiene el control.

El desprendimiento significa tomar distancia de una situación y mirarla sin estar en contacto con ella. Mirar fuegos artificiales es practicar el desprendimiento. Remontar un barrilete no lo es. Permitir que nuestros amigos tengan sus propias opiniones es practicar el desprendimiento. Sentirse obligado a cambiar lo que piensan no lo es. Mirar a un niño crear su propio dibujo es practicar desprendimiento. Sostener su mano mientras lo hace no lo es.

No puedo controlar a otras personas, sus acciones, o creencias forzándolos a actuar o a creer como yo. El desprendimiento me ayuda a ver el gran cuadro, ya que las cosas se ven mejor desde una cierta distancia.

Hoy, y de ahora en más, practicaré cuidarme a mi mismo separándome de la gente o las situaciones que no son buenas para mí. Hoy prestaré mucha atención cuando quiero forzar un tema y recordaré que mi tiempo se aprovecha mejor permitiendo que las cosas sigan su curso y no el mío.

Del libro: Tiempo de ser libre de Judith R. Smith

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s